viernes, 22 de julio de 2011

ebriedad - 1998













ebriedad


















Es preciso estar siempre ebrio

Charles Baudelaire


















......poema 1






mordido por las lluvias y el caballo color de roca
el tiempo transparenta su costillar desolado
el día no es más que esta débil luz y su acertijo
blindaje de tempestad para esta herida del aire
falanges de sol en los balcones de setiembre
lamentando el olor de los huertos y los tres pasos de todo lo que crece
con esa voz de invierno y de últimos centavos
llegarán las tibias manos a contarnos la misma historia


















......poema 2






labrador infortunado el desdén aposenta ley y sentencia
y tu estocada de ciénaga nombrando el exilio de los candelabros
nos apremia el cansancio de esta tanta muerte
hasta inundar de sombras el báculo de los ojos
el ayer es del fuego el mañana del agua
repetir una vez más la fatiga del acróbata
con furor de maleza desciendo al gesto cavernoso
como quien contrae un dolor de umbrales


















......poema 3






aún queda el linaje de las cenizas que han sido y por venir
hacia el final de la cosecha te besará la claridad
y las puertas crujirán por el advenimiento del presagio
detestando cada exacta medición
y las gotas de las aguas de los partos
preñez de la bestia de oro en su lucidez de invierno
sólo queda hacer silencio en este azul tembloroso
y emborracharse de costillas hasta que la muerte deje mis nacimientos


















......poema 4






cuando al día sólo le quedan ventanas y una sola silla
el tiempo nos hace ser nuestros propios farsantes
por sus manos de antílope incubaste sombras
anudando sábanas de hospital cada crepúsculo de domingo
el cielo hablador ha despertado sin entenderle una palabra
a quitarme el hijo en el paisaje iluminado de fusiles
el vientre en el silencio de las escamas del cuervo
y cada glaciación asegurando los cerrojos


















......poema 5






vacila el crepúsculo en este chapoteo de sentidos
anegado de hastío y de taimada luz
la carne y el círculo externado dibujan lo ardiente
donde los poemas albergan la ebriedad del mediodía
en gajo de árbol y comezón de río
arroja dardos la mancha de la espiga
el pan sobre el mantel tuerce la palabra del templo
hasta tocar con los ojos la sangre del pensamiento


















......poema 6






todo clama del animal arqueado por el látigo
gastar de brújula y de venir azuzando
luz que rige las proporciones de la paloma
prefirieron el ahogo de las niñas de caderas de ira
cuánta ala en este vidrio intento
suele el amor inquilinar a nuestro pesar
bordes tormentosos que la memoria aparta
hasta que las raíces cubrieron los labios del deseo imperdonable


















......poema 7






frenesí del azote hambriento de belleza
cobrando densidad de antiguos desamparos
raza del desorden y del profundo ayer
tantos homenajes a tu itinerario
un mundo nómade invadió con su vehemencia
su acalorada gratitud de labios fantasmas
sudor de plantaciones y trabajo clandestino
muro de llegada de la leche materna




















......poema 8






el viento aguijonea sus espuelas de cabellera de mujer
se enciende en lamidos de papel sepia
fuegos que en el mundo supieron negarse
con esa luz que ahoga la región de los balcones
espuma de navíos en la cuenca de las manos
borraste las huellas con astucia de bosque
y mi inclinación de ancla nupcial
lo sabés cada recuerdo habita su respectiva ruina


















......poema 9






cuando la luna se aproxima desenfundo un desarraigo
y visto el gabán de visitar enfermos
para la disputa del mármol y el viento que columpia al pez
curvando el silencio hasta el estupor del milagro
del vientre modelado de arcilla y puntos cardinales
confundiendo los pasos de la fuga con los de la danza
y el rojo de la herida con la fosforescencia del regazo
mientras la noche se pierde en el vértigo del maquinista


















......poema 10






en el quicio de la luz pausa de vida
recuerdo una esquina y un perro ciego a mitad de la calle
esto trajo un llanto de bahías y de tricornio abandonado
asiduo estupor del manto en las heridas de aquello que se ama
primer armadura y nubes en su apoyatura
y un cristal se empaña de carne y de batallas perdidas
lo destinado a la muerte hechiza sus terciopelos
seremos sepultureros y sus cuatro elementos


















......poema 11






ella con los secretos del hambre
enardecida en ecos de faisán
huérfana de la tierra de los relámpagos
galope de la flor de labios giratorios
comarca funeraria de los besos
alabanza de las mejillas de violenta naturaleza
asombro de precedidas puertas y fuegos mentales
delirio de los bosques en su anclada extorsión


















......poema 12






la casa de arena con sus hábitos de buitre
con respiración de cangrejo y velas de barco
de tren desnudo y sábanas hambrientas
del corazón menstruando golpes de vida
y amanecer hecho de polvo
de alumbramiento y estallido de acantilado
el excremento implosivo navega la estirpe
vértigo del ángel en el espacio de enredaderas


















......poema 13






los extremos del día y su intemperie
papeles que sudan su sepia insultante
nos vestimos de negro para el desencanto
esta paz carcelaria viene desde tus propios pies
la sangre alcanzó pronto dimensiones de asfalto
el aire invita a la hoja al misterio
y la ruina será completa para ser cantada
el adiós es esta red sonora en la techumbre de la luz


















......poema 14






y el cielo en el mismo sitio que lo dejara ayer
desandando el granizo de relojería
entre dos ginebras un escenario a destiempo
ahora la coraza de lienzo a cubrir el corazón de cera
los boches salieron del sanitario
cráneo brutal exultante en garras
flexiones del relámpago en la trivialidad del espacio
alucinación del musgo en la amarga aniquilación


















......poema 15






destrucciones a menudo girando de oscuridad
en lecho de porvenir impune
sopor de estas alas de viejas comarcas
ejercicio de perder música en auroras
y el abandono de jaurías nostálgicas de trópico
con aves nocturnas echando raíces en mis hombros
sin paradero de victoria el día es esta canción que no acaba
lástima no haber estado en las salpicaduras del agua


















......poema 16






alegrías espectrales en estertor de manzana
destejen hidrografías de viejos epitafios
sombras anidadas en lechos del primer gallo
deletrean en cada herida estragos de las preguntas
ya sin ejércitos y de inercia prostituida
la joven muerta titubea de alba ante nosotros
anegada de estrellas y de verdosa impaciencia
la bestia de los olivos dejando las aves en el cielo


















......poema 17






bajo mi más absoluta disconformidad
alambradas y muros y azar perverso
esto del orden y vastos dominios
vuelve a nosotros la edad del hierro
delirante en vaivenes de cuerpos y paredes de barracas
sometidos a salvarnos con el día
sin ayuda del declive ni consuelo alguno
los dientes de oro en la pista de las tragedias


















......poema 18






el caballo de niebla deshace la tersura portuaria
bastos de naranjo escarban las pupilas del polvo
a saber de la sed trepé por mis manos
tintineo de los huesos en la frialdad lunar
pincel tedioso que no obra en su carne
entumecimiento de bahía y agujeros de tibiedad
vestiste la seda en la palidez del cortejo
te di mi corazón para tu tumba


















......poema 19






en el brindis de lunares sonoridad
los espinosos labios toleran su sueño de reliquia
el hombre del silencio descubre la furia de los humores inauditos
en el trapecio que regurgita osamentas y trincheras
el sol golpeando la feroz exultación de las pulpas
y es del vientre esa noche herida de luna
que purga sus cisnes silenciosos
los senos maternos sangran mudez y abatimiento


















......poema 20






algo de la luz en la melodía del aire
agotó la galería el crepuscular aleteo
de estos vientos cansada/espera naufragios favorables
cambia la memoria de este mundo por un cielo de ojos abiertos
trayendo un sollozo de invierno desde el fondo de las aguas
entre la niebla y la sangre la noche de los nombres
noche hilvanada de mareas y brebajes de soledad
nos apenamos y el bosque puede nuestros pasos


















......poema 21






un cielo momificado de multitudes
cierta luz en su boca de dientes enmohecidos
no espero más milagro que el orden de las lluvias
su ceremonial replicante y posesivo
con aletas de escualos tambaleantes
exhausta campanada de algas abandonadas
husmeando nuestra celda con sus venas de azogue
y en ese intervalo el paisaje ordena sus plumas


















......poema 22






el trabajoso silencio tallado de vértigos
puentes de mayólica extendidos a tus pasos
vuelo de igual modo que la semilla
insensatez o árbol de fuego en su destrucción
hay caricias de mazmorras sobre un mar de penas futuras
nada turbaría las sombras chinescas en los dormitorios
en estos tiempos que los navíos se hicieron maderos para las playas
la muerte nos entrará por el espacio que ceda el viento


















......poema 23






recuerdo al abrir las ventanas de tu piel
claridades verticales a la espera del suburbio
el silencio memorioso desanda el mismo tajo
a partir de los inocentes astros y los culpables astros
el gran sueño nocturno bulto oceánico
cruzando la demencia pulposa por tabernas y faros abandonados
seduciendo la lejanía de aquello que no será nuestro
en la oscuridad el águila no nos hallará los ojos


















......poema 24






de hojas muertas difundidas
descenso azaroso réplica del mundo incandescente
en el fondo del vaso los recuerdos se articulan caprichosamente
azotan la sangre con una rama de olivo
en campanadas que se destejen hasta marchitar mi vino
el mortero muele el sextante y sus estrellas tediosas
aunque la náusea intente darme lo que falta
el cansancio es el parroquiano de las horas inacabables


















......poema 25






las libaciones quedaron en la vasija sagrada de los próximos cielos
ahora que tu vientre se llenó de días
del pájaro tocado por el hundimiento del sol
el suelo detuvo su deambular de glorieta
con una vieja bata la felicidad me viene humildemente
y te quiero aún más aunque aún más lejos
y mi sombra oscilando en el acorde de un violín
rodeado de inútiles flores y estrellas agonizantes


















......poema 26






cansancio/abandono en la madrugada de medias de mujer
el asombro es un muro endeble
de pronto la lágrima y su quietud de selva
todo era confuso las risas y el humo de los cigarrillos
y la prostituta allí con sus carnes naufragantes
asediada por el insomnio de la estación de las libélulas
y prostituirse por un marido muerto
dos hijos y esperanza mientras haya vida


















......poema 27






el fantasma de aire se mueve con agilidad simiesca
en el trineo de los pájaros merecedores de la memoria
vivimos extrañados en el vicio de la ausencia
cuando me perdí en la casa en que me nacieron
instigado por el desaliento de las puertas pronunciadas
cada piedra de silencio nos hace huérfanos de crepúsculo
entrañas marinas en el pan compartido
sitiado como las manos del cristo de barniz y yeso


















......poema 28






habiendo sabido de dolores y tiempos para los cuernos de cabra
la mirada polvorienta masca el verde impasible
y la distancia es una ventana lanzada al vacío
apoyo mi cabeza en el violín nocturno de nazim hikmet
siento la fatiga de la tierra en sus doce campanadas
tuercen los labios empolvados de alas
nutricia en tu docilidad de hembra en cielo
muslos del milagro o trampa de los patíbulos


















......poema 29






salí a buscarme vistiendo mi placenta
abandonada en el grito de la noche que vendrá
a respirar el aire del desamparo
en el vértigo que sobreviene a las cosas sin sentido
traerá olor a café y a pabilos consumiéndose
estará a tenderse en mis latidos rupestres
oiremos el paso del reloj con el cansancio de mis papeles
y descubrir que entender es perderla


















......poema 30






en el alba con respiración de cariátide
el trueno describe las entrañas en su incisión de labios
soy estos días que se han juntado hubiera preferido míos
como el río color de espadas abandonadas a su herrumbre
y la sed de trigales extraviados
cierta vez de cielo el deseo avejenta las raíces
trabar las puertas para que el dolor gotee
y libere el cráneo del jinete nacarado


















......poema 31






el día se despeña en pedido de redención
el agua de los cristales nos hará olvidar
y los paraísos que han florecido después de haber bebido
y el mar con sus cuernos de niebla
entre tus manos de hablar de langosta
roce de las redes que mi pueblo prepara para estas tardes
tan lejos del bosque encogido y de los gozos de octubre
un cielo jubiloso desciende desde la infancia


















......poema 32






la marea detiene su cuerpo de cristales trizados
me derramo en las óseas florescencias perdonadoras
y una ráfaga de resina enmascara mi exilio de nieve
ella cincelada en sombras en tumultuoso beso claustral
en magra porción de lengua hiemal
o golpes de escarcha que altera las horas y mis culpas
para que los crímenes nocturnos cifren el brebaje
y unir mi orfandad al luto de su regazo


















......poema 33






para qué juzgar si el aliento se llena de astros
y actos de oscuridades y travesías tardías
en sonido de espiga y bestia ultimada
despertando los pies de la lluvia y las manzanas fronterizas
donde se señala la lágrima rudimentaria
entre el ladrón del minuto y el latido de la túnica
en temor de margen ileso
apretando la luz con los ojos como una tumba reciente


















......poema 34






el mañana no es más que mirar hacia nuestras culpas
soñé que n traía una botella de ginebra y me pedía hielo
de algún lado de la verdad se disgregó el aliento dice
busqué posible andar entre su muerte y el origen de los pájaros
inútil escapar al acto triturador de los cuatro elementos
y del joven bajo la lluvia que apenas recuerdo
su raza era de espera y de noche
supongo seguirá esperando alimentándose de sombras


















......poema 35






izaste la tierra al cielo rapaz
apedreaste el jardín desde los últimos peldaños
con esa confusión de alas en tanto transparencia erosionada
incisión en el agua mortuoria que a tientas no logra regresar
cede el hambre al tumulto de los astros
cuando elegiste la puerta de los pesados párpados
tensando epitafios para las flechas de oscuridad
vas a morir en el sitio donde retornan los vientos


















......poema 36






voy por lo que me rodea para alejarme
tanto ejercicio de vitrina quedará sin nombre
está dicho que la noche será eterna no la luz
sucesión de los años en el pedestal del desierto
el ayer fue esto te lo dije tantas veces
y que los ojos no salten con agilidad de dolor
y esperar la libertad de la muerte sin espejismos
para encontrarme al nonno con el mate listo y el agua a punto


















......poema 37






el día se sostiene de las cenizas de la pira
piedad de las formas nobles de las fronteras
dinastía de la luz en la diversidad del antifaz
en mi frente el fruto maduro lanza procesiones
devenir de grieta en el tosco borde del plenilunio
trepanar la flor con todo lo que calla
la mañana no sabe yo insisto con una danza
las ratas salieron a la superficie anunciando la peste


















......poema 38






envejeceré antes que mi memoria
atrozmente las pasiones en el magnesio de postales
y me creeré lejano cuando cada mañana es del ayer
y vuelva a erguirme sobre mis extremidades de butaca
desempolvando el tórax y su pozo estupefacto
en ductos y raíces al espumoso aire
compartido entre las furias y las ferias
el tiempo de las vértebras nos dirá del vacío


















......poema 39






crines desvestidas de los pájaros del holocausto
madera del gusano uñoso que suda traspié de aplauso
en los árboles pródigos el sol nos enseña a no volver
a pensar fugas posibles en los solsticios arenosos
en unas manos los arados y en otras los escudos de madera
y la vista convertida a los paños de tus sienes
en cada reclamo de vida venatorias preguntas en celo
se eriza el aire en la lectura de tu aliento


















......poema 40






hoy traigo un terror de alambradas de púas
la espera y la palabra comparten la misma estupidez
la soledad y el azar se parecen tanto
en la tarde sin los remos del aire
o la casa que quedó sin niños
pupilas de las hogueras y de las campanas que han callado
de las cosas humanas me llega una señal vaga
sólo las ventanas presumen el canto del mar


















......poema 41






fertilidad en los umbrales o frío de rapiña
grito el despojo con la locura de los teatros
el árbol será mesa o puerta o cualquier otra momificación
no olvidaré el aguardiente en sus palabras
una queja de telones en la muerte sin edad
con mirada de nido y voz de las negruras
equilibro muros con trazos de sangre de frío hervor
despertaré ante la dicha del mar y su pendiente


















......poema 42






entregué mi vida a los mercaderes
con un antifaz en vuelo de lámpara
fui el desertor del cuerpo de la madera
marino desterrado de sus anclas añosas
entre metales y humedecidas bitácoras
me fui en sombra y en puerto por habitar
asediado de colores y de un cielo lúdico
y entre calles y desvaríos la cobardía de partir


















......poema 43






como en toda agonía emprende el aliento su camino a la osamenta
disfrazado de historias sin final en la curva de la carcajada andariega
deja el hollín su descendencia fortuita de mares
y esa estrella de demorada astronomía
el mediodía es un albergue espumoso para el llanto
los vahos de un juicio agazapado encarcelan los pechos
hombres mitad piedra y mitad ojos desgarran el lecho de las palabras
verdugos de las hembras en celo y en sueños


















......poema 44






el adiós abandonó su noche para hacer de testigo
después que espalda contra espalda custodiaron el fuego
vueltos boca abajo resplandores carnosos
la sola exhalación del follaje hiere hasta la sangre
repudio del guardián de las apariciones y los sueños
embebido de eternidad y del ocio de los pájaros
ayudamos al tiempo a crear un destino de plumas
que nombre corresponde a aquellos que se van para no volver


















......poema 45






se desencadena remoto lacerado a contraluna
recuerda y recorta errante del reino
sobreviene calla sabe el nombre y calla
jadeante de caminos sin júbilo y estacas
penetra extravíos y el sonido detenido
busca bordes en el grito hondo de la especie
juega a anochecer abruptamente
y sólo espera del alba un mundo aligerado


















Buenos Aires, diciembre de 1998















No hay comentarios:

Publicar un comentario